noticias destacadas

SÍLVIA PÉREZ CRUZ & MARCO MEZQUIDA

Sílvia Pérez Cruz

06/05/2020

MA es un disco grabado en el Blue Note de Tokyo en octubre de 2019 (la semana del tifón Hagibis). Después de dos años de gira Sílvia (voz y guitarra) y Marco (pianos) deciden grabar un disco en directo en Japón y que lleve por título MA: “para un japonés, MA es un concepto corriente, sin embargo, para un occidental no existe ningún término que lo identifique completamente, tan sólo podemos dar rodeos hacia su significado. Según el diccionario Iwanami Kogo Jiten de japonés antiguo, MA originalmente significa “espacio entre cosas que existen una cerca de la otra; es el intersticio entre ellas (…) En un contexto temporal es el tiempo o la pausa que ocurre entre un fenómeno y otro”. Literalmente MA significa “entre”. Existe MA entre personas, entre momentos, entre espacios, entre sonidos, entre notas...


El MA (…) puede vincular/separar dos mundos opuestos, o puede ser la transitoriedad entre un estado mental y otro.


 Los dos músicos llevan toda la vida aprendiendo y creciendo para llegar a hacer un concierto como este, donde el vértigo, el presente, el juego, lo sutil y lo bestial bailan por el escenario con generosidad y sin miedo. Donde todo lo aprendido está al servicio de la canción, el silencio y la emoción. No busquen estilos. ¿Por qué una canción en portugués puede emocionar a un japonés y a un catalán?


 


1.     Estrela, estrela


 


2.     Oración del remanso


3.     Mallorca i No trobaràs la mar


4.     Niño mudo


5.     No Surprises


6.     Barco negro


7.     Asa Branca


8.     Na nena (Tornada a Menorca)


9.     La llorona


10.  The Sound of Silence


11.  Siga el baile


12.  Christus Factus Est, Lonely Woman, My Funny Valentine


13.  Silvia’s song – Marco’s song


14.  Joia (arigato gozaimasu)


15.  Pequeño vals vienés


Sílvia Pérez Cruz: voz, guitarra


Marco Mezquida: piano


 Grabado en directo por Juan Casanovas en el Blue Note Tokyo en octubre de 2019.


Producido por Sílvia Pérez Cruz y Marco Mezquida.


Mezclado y masterizado por Juan Casanovas. 


Kanji y diseño de portada: Mireia Miralles



Sílvia:


Me acuerdo un día hace unos quince años en clase de estética con Rubén López Cano, que nos explicaba la retórica musical. Al igual que existe el arte de hablar también existe el arte de saber contar desde la música. Empezó a crear paralelismos entre las dos retóricas y llegó un momento de la clase (que me afectaría especialmente para siempre) en que nos habló de “Aposiopesis”, que significa silencios expresivos, la fuerza del silencio para contar o transmitir una historia o emoción. Ese elemento tan concreto y abstracto me interesó tanto que quise hacer el proyecto de final de carrera sobre ello y empecé a analizar los distintos tipos de silencio, desde el más pequeño entre sonidos o palabras, entre frases, por contraste, dentro y fuera de la música. Empecé a buscar canciones. Rubén me presentó la canción “El niño mudo” que curiosamente acaba formando parte del repertorio de este disco mucho antes de saber su título. De hecho me guardaba esta canción por si algún día hacía un disco llamado “aposiopesis”, pero el primer día que quedamos para ensayar con Marco (solo fueron dos) pensé en una versión que no hubiera hecho antes y me salió esta canción (absurdo frenarlo).


Por otro lado, a nivel práctico, vivencial, recuerdo perfectamente la sensación que me creó el primer silencio consciente dentro de una canción, estaba cantando a dúo “Ojos verdes”. Sentir el protagonismo de su abismo y dejarle su espacio es de una brutalidad como cuando un niño te aguanta la mirada sin juzgarte, allí están todos los sonidos, allí estamos todos, al igual que en el blanco de la portada están todos los colores.


Con Marco, uno de los momentos en directo que más recibo como un regalo es cuando nos encontramos dentro de un silencio, dentro de una canción... recuerdo el primero dentro de “La llorona”... a veces vuelve, pero no cuando tú lo piensas, ha de ser de los dos para que sea, y es precioso que nazcan sin usar las manos, que ellos mismos busquen su hueco en nuestras respiraciones. Es muy emocionante y todo se pone en su sitio.


Cuando Marco me contó el significado de “MA” en Japón me pareció tan bestia y acertado que no podía no ser. Y me consta que él quería hacer un disco con ese nombre al igual que yo con otra palabra que significaba lo mismo. Era consciente  de que me enseñaba esa palabra como un secreto muy preciado, compartir el nombre era un acto más de generosidad que le daba más sentido a todo lo sentido y vivido mientras hacemos música, mientras somos música.


 Vimos que ese era el nombre.


Cuando decidimos a principios del confinamiento que el momento de salida de este disco debía ser precisamente ahora (por su sinceridad, crudeza, transparencia, por ser grabado en directo en un club pequeño e íntimo) nos releímos el significado de MA y de repente parecía que también definía este momento tan especial, hablaba de una pausa, de saber parar y mirar alrededor. Saber parar.


 


Parar.


No hacer.


Estar.


Ser.


Sentir.


 


Sílvia Pérez Cruz, abril de 2020


 


Marco:


Hace años, al finalizar un concierto en el Jamboree de Barcelona, se acercó hasta el camerino un señor japonés de unos 60 años y, de manera muy respetuosa, me dijo en inglés: “Me ha encantado tu MA... tu hermoso MA me ha llegado al alma. Gracias”. En ese momento le agradecí el comentario pero –con mucha curiosidad– le pregunté qué quería decir "MA". Un tanto sorprendido de que yo quisiera saber algo tan particular de su cultura, me explicó que MA es un concepto japonés, antiguo y difícil de explicar en palabras, porque tiene diversos significados pero que, resumidamente, para él venía a expresar “pausa”, “silencio”, “entre”; en resumen: “el silencio/pausa entre los sonidos”.


Continuó diciéndome que cada músico o artista debe encontrar su propio MA y que, según cada uno exprese sus sonidos y sus formas a través de esos silencios y espacios, el resultado será algo más o menos “bello”. Me explicó también que el kanji de MA (como se escribe con el silograma/dibujo japonés) está formado por dos caracteres: el central es la Luna, y el del contorno es una puerta. Me comentó que ese kanji narra una historia tradicional, con esa imagen de la puerta a través de la cual se cuela la Luna, y que en el kanji son tan importantes la puerta y la luna, como lo es también el aire o espacio que los rodea. Y concluyó con una frase para enmarcar: “I think MA is most important thing in the music field. Between sounds every musician has his or her own pause or silence”. (Creo que MA es lo más importante en el campo de la música.


Entre sonidos, cada músico tiene su propia pausa o silencio).


Entendí la profundidad de su cumplido y, desde ese día, además de que nos hicimos amigos y tengo un Otosan japonés en Tokio, esa explicación y ese kanji cambiaron para siempre mi manera de sentir y entender la música, me ha ayudado a apreciar el arte desde otro prisma mucho más profundo. La música no está en las notas sino “entre” las notas. Ese espacio es el que hace que algo tenga más profundidad o belleza.


Para mí, Silvia es una de las artistas con un MA más profundo y bello. Tan bellos son sus sonidos como impactantes y expresivos son sus silencios. Y en el momento en que Silvia y yo empezamos a hacer música juntos, sentimos que de manera muy natural, sin preverlo, sin forzarlo ni ensayarlo, sentíamos una fluidez y una flexibilidad en el tiempo, en el fraseo y en la manera de respirar, muy especial. Sin ser conscientes de ello, teníamos un MA complementario. Mientras volábamos a Japón para hacer los 8 conciertos en los Blue Note de Nagoya y Tokio, expliqué a Silvia el concepto de MA. También se sintió maravillada por ese concepto japonés y, ya entonces, visualizamos que en caso de grabar el Live in Tokyo, nos encantaría que esa imagen tan poética presidiese la portada. 


Esa intuición y ese MA que fluye tan natural entre nosotros está presente en la música de este directo desde Tokio, en el que no hemos querido suprimir ninguna respiración, suspiro, risa, gemido, ningún


silencio ni espacio. Aquí somos y estamos en plena esencia sin recortar nada de ese MA. ¡Que lo disfrutéis!


 


Marco Mezquida, abril de 2020

Política de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.