biografía

Plácido Domingo (Madrid, España, 21 de enero de 1941)


Esta grabación ha nacido a raíz de mi gran respeto y veneración por el Papa Juan Pablo II. Recuerdo bien, el día en que fue elegido Papa en Roma, que los periódicos me preguntaron en México qué pensaba de este Papa polaco y contesté, casi sin pensar, que se trataba del principio del fin del comunismo. Él era una fuerza análoga a la del dirigente sindical polaco Lech Wałęsa, luchando por los pobres y contra la injusticia. Y fue el ser humano más grande que he conocido nunca.


Tuve el privilegio de estar con él en varias ocasiones. La última de ellas fue en el Vaticano, cuando quiso darnos las gracias por un concierto en un encuentro celebrado en Ancona (Italia); había incluido una obra del compositor italiano Marco Tutino que ponía música a uno de los poemas del Papa. Le dije a Su Santidad que me gustaría muchísimo que me dejara ver más poemas suyos. Sabía que cuando era joven, antes de entrar en la Iglesia, había sido actor y también escritor. Con mi hijo Plácido, que es compositor, busqué estos poemas. Primero encontramos una hermosa colección de poesía religiosa, Tríptico romano, pero se trataba de complejas meditaciones sobre la Biblia. Aunque pensaba que sería maravilloso hacer un álbum con ellas, tenía la sensación de que debíamos comenzar con una selección que tuviera un mayor atractivo popular. Seguimos con nuestra búsqueda hasta que encontramos algunos poemas a los que podía ponerse música con melodías más sencillas. Sin embargo, a pesar de ser populares, poseen también profundidad.


Un poema, "Madre", puede que fuera concebido para su propia madre o para las madres en general, pero, sea como fuere, habla directamente a nuestros corazones. Algunos poemas tratan del amor de Dios, otros de los trabajadores. Había incluso uno precioso sobre un hombre cuyo trabajo consiste en construir armas: insiste en que él no es el hombre que empieza las guerras, sino simplemente un artesano. Se remonta a los tiempos en que el Papa era un patriota. Para ampliar el atractivo de los poemas, algunas canciones están en italiano, mientras que otras están en español y en inglés.


No queríamos que esta colección contuviera únicamente piezas a solo, de modo que invitamos a cinco artistas a que se unieran al proyecto. Me gusta muchísimo la voz de Josh Groban, y Andrea Bocelli, que es amigo mío desde hace mucho tiempo, se mostró encantado de colaborar. Yo había estado dando conciertos con la mezzosoprano galesa Katherine Jenkins: música crossover que brindaba un fondo ideal para esta colección. Mi hijo Plácido escribió una canción preciosa que era perfecta para Vanessa Williams, a la que yo había dirigido en Carmen Jones. El propio Plácido tiene una hermosa voz de barítono agudo y canta una canción que escribió con Jorge Calandrelli, el músico que ha desempeñado un papel fundamental en este proyecto.


La Orquesta Sinfónica de Londres es una gran formación. Tengo que decir que los músicos de Londres siempre me han asombrado: llegas a los estudios en Abbey Road y encuentras a estos maravillosos instrumentistas que pueden enfrentarse a música que no han visto nunca antes; y, tres horas después, tienes treinta minutos de música, perfectamente grabada, que perdurará para siempre.


Esta grabación tiene una trascendencia enorme para mí, y no sólo por ser yo católico. Hablará no sólo a las personas religiosas, sino a todos aquellos que respeten a ese hombre de una grandeza única, Juan Pablo II, que decidió dedicar su vida al servicio de la humanidad y de Dios.



12/2008


 


 

último lanzamiento

Amore Infinito  ·   Plácido Domingo
Política de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.